Follow me, into nowhere

20 jun. 2011

Es muy lógico y común querer aquello que se ama. Porque se necesita, desea y anhela la cercanía o contacto con lo que se ama. Lo que no es lógico es confundir cuando el amor es más un querer limitante del otro o enfermizo en pretender lo que es inalcanzable o contraproducente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Partículas del mundo