Follow me, into nowhere

27 jul. 2011

Se acostumbró a su mundo, se separó del sol. Se despidió del tiempo, para dormir mejor. La reina de la noche fue la potenciación Y el frió del invierno, nunca la perdono.
Se despertó llorando, se desilucionó. Buscando los motivos de su desolación. La consecuencia grave, la desesperación y el enfermizo juego de la transformación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Partículas del mundo