Follow me, into nowhere

21 dic. 2011

Estos últimos días estuve haciendo mi famoso balance. Los años impares nunca fueron los mío así que desde que empezó el 2011 supe que no iba a ser el mejor. A pesar de eso, conocí gente realmente hermosa (que me hace muy bien). Sacando la parte académica del colegio, fue increíble, unas locuras de puta madre. El año pasado conocí el amor y este, lo que es un corazón roto. Tuve mis depresiones y días totalmente negros pero también tuve muchas muchas sonrisas. Sigo teniendo los mismos mambos (quizás a menor escala) pero siguen estando. Me conocí muchísimo mas, me pregunté, me respondí, sigo teniendo dudas y afirmo que crecí como persona. Este año fue raro, rarísimo. Igualmente, a pesar del cansancio mental que tengo, este 2011 esta terminando bien.
Apuesto al 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Partículas del mundo