Follow me, into nowhere

2 feb. 2012



{…} Solo pienso, pienso, pienso mucho. Voy a explotar de pensamientos. 
Pero a la vez me encanta hablar conmigo y me gusta refugiarme en mí. {…} Tengo un ático donde guardo todo, desde el día que nací. Esta es su sección de imágenes y sensaciones y por aquí se encuentra el de olores y sonidos. Lo recorro la mayoría del tiempo, lo revuelvo un poco y encuentro cosas que me hacen bien, otras que me hacen mal, algunas tienen su gustito melancólico y (a veces) me resulta lindo recordarlas. Hay momentos en los cuales me doy un paseo por el ático y de manera irónica tal vez y como buena masoquista que soy, busco objetos de los cuales me quiero olvidar y cuando los encuentro me llueven un millón de recuerdos. Me dan ganas de romperlos, borrarlos, sacarlos de mi. Los miro, los siento, los huelo, los escucho, los lloro. Me hace mal saber que por el resto de mis días solo van a ser un objeto más en una de las tantas cajas de mi ático… pero también sonrío porque en algún momento uno de esos tantos objetos me hizo muy feliz y llenaba mis días. Entonces lo vuelvo a guardar  y disfruto de lo nuevo que llega a mi ático y me llena de imágenes, sensaciones, olores y sonidos nuevos.
 (Bienvenido)


(Sol, anda a dormir)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Partículas del mundo