Follow me, into nowhere

14 nov. 2011




Sigo insistiendo que me encantan los sucesos totalmente imprevistos, espontáneos. Una persona me regalo un poquito de su tiempo, me prestó unas palabras y logró sacarme un ratito de la rutina, mi vuelta a casa, y lo torno en algo... ¿diferente? ¿especial? ¡Que lindas son las coincidencias!
(Gracias extraño inesperado por alegrar mi tarde)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Partículas del mundo