Follow me, into nowhere

19 jun. 2012

Me siento un culpable porque no me despedí como debería haberlo hecho y porque no cumplí mi promesa de ir a leerte o llevarte un dibujo. Solo tenía ganas de darte un último abrazo, de que me cuentes tu historia antes de que te la lleves. Perdón, perdón y mil perdones.
Te voy a recordar hermosa y vívida.
Te quiero mucho, hasta siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Partículas del mundo